Páginas estáticas y gestores de contenidos (CMS): una decisión importante.

A la hora de crear una página web, como ya hemos comentado en alguna entrada anterior, tan importante resulta tomar la decisión idónea sobre el modo en que esta se diseñará, como sobre cuáles serán sus contenidos.

Una buena elección permitirá adecuar de la mejor forma la relación entre recursos y funcionalidades. No hay nada más frustrante, tanto para el profesional del sector como para el propio cliente, que la contínua modificación de los proyectos por una mala planificación inicial, no llegando a plasmar todas las expectativas en el resultado final y acabar “matando moscas a cañonazos”.


Así que esta semana hemos decidido dar algunas ideas que os puedan ayudar a la hora de tomar una decisión sobre este punto, si en cualquier momento os planteáis poner en funcionamiento vuestra propia web. 

Generalmente, se suele recomendar el uso de páginas estáticas para aquellas web que sirven de “escaparate”. Bajo este término se engloban aquellas páginas cuyo volumen de información no es demasiado extenso y están formadas por una serie de secciones estables y contenidos que pueden considerarse fijos. Por supuesto, esto no implica que no se puedan hacer cambios, pero para ello será necesario conocer los principales lenguajes web del lado cliente (HTML, CSS y JavaScript).

Por el contrario, para aquellas páginas que implican la gestión de una gran cantidad de información, como actualizaciones frecuentes, almacenación de datos, diferentes roles o usuarios, interacción con el backend… una solución práctica puede ser el uso de un CMS o gestor de contenidos (WordPress, Joomla, Drupal…). De esta forma, una persona formada en estas tecnologías podrá llegar a mantener actualizada la página web o portal, sin necesidad de tener conocimientos avanzados de lenguajes web.

Una página estática permite un control absoluto sobre lo que se incluye. Esto implica que no haya ningún código innecesario, por lo que el tamaño (cada vez más importante de cara a la experiencia en la navegación desde dispositivos móviles) puede llegar a ser muy reducido. El control del diseño y las líneas gráficas es total, por lo que la diferenciación y personalización será completa. Los planes de alojamiento o hosting suelen ser más económicos y la respuesta del servidor más rápida (ya que no implica consultas en la base de datos).

Por otra parte, el nivel de seguridad y la gestión de copias de seguridad se puede hacer de manera muy eficiente y casi inmediata. Sin embargo, una persona que no disponga de conocimiento de lenguajes web del lado del cliente, deberá solicitar la ayuda de un profesional para realizar cualquier actualización y/o modificación.

El uso de un gestor de contenidos es una opción para aquellas páginas que necesitan algo más. Como se ha señalado, es una herramienta muy útil si la página va a gestionar un volumen de información considerable, si las actualizaciones son constantes o si se necesita un sistema de gestión de usuarios. Para su uso tan solo será necesario una formación específica en el gestor empleado. Son herramientas intuitivas y basadas en interfaces de usuario, por lo que la curva de aprendizaje de su uso es muy reducida. Generalmente, estas páginas suelen personalizarse con una plantilla o theme , ya que un diseño desde cero puede encarecer el precio final. Además, el uso de una base de datos implica disponer de planes de alojamiento más avanzados y una gestión de la seguridad y de las copias de respaldo más delicado.

Por supuesto, no hay que olvidar que este artículo es una mera visión general y reducida. Un buen profesional potenciará las virtudes de cada opción y sabrá minimizar (y casi hacer desaparecer) las desventajas. Asimismo, hay que tener en cuenta que la elección de una u otra no debe condicionar el contenido que se quiera incluir, ya que siempre existen alternativas.

Para despedirnos os sugerimos, como siempre, que si os ha gustado no dejéis de comentar y compartir la entrada de hoy. Y recordad que sólo por suscribiros al blog tendréis acceso al Curso de Marketing Online para PYMES y Autónomos de forma gratuita.