¿Qué es eso del Inbound Marketing?

Siguiendo la línea de las últimas entradas, esta semana hemos decidido centrarnos en la explicación de un concepto que, aunque se encuentra bastante de moda en la actualidad, muchos sólo habréis oído de pasada o no sabréis exactamente a qué se refiere: el Inbound Marketing. 

Inbound Marketing

Para ser claros y concisos, empezaremos diciendo que Inbound Marketing se puede traducir al castellano como Marketing de Atracción. Es una metodología de marketing (para algunos, incluso, una filosofía) que tiene como objetivo mostrar a nuestros clientes potenciales los beneficios que pueden obtener de nuestro producto o servicio, con el fin de convertirlos primero en “leads” (recordad que explicamos este concepto en  Glosario de Marketing Online II) y ,finalmente, en clientes.

La diferencia fundamental con el marketing tradicional es que este se centra directamente en la venta, mientras que el Inbound Marketing lo que pretende es proporcionar información y aportar valor añadido al producto o servicio.

El Inbound Marketing se compone, a su vez, de varias técnicas de marketing no intrusivas, como pueden ser el SEO, el marketing de contenidos, la presencia en redes sociales

En nuestra opinión, su utilización resulta muy interesante ya que, en nuestro día a día, estamos rodeados de tal cantidad de publicidad que, entre tanta oferta y promoción, somos incapaces de tomar una decisión de compra objetiva.  Por eso, a través del uso de estas técnicas, las empresas consiguen que el consumidor potencial las perciba como expertas en su ámbito, diferenciándolas en muchos casos de su competencia.

Pensadlo por un momento. Siempre estamos más dispuestos a adquirir o contratar un producto o servicio con aquel ofertante que se toma su tiempo en informarnos amablemente, que con aquel que simplemente nos muestra su interés por cerrar la venta. Es obvio que todos necesitamos vender para vivir, pero hay muchas formas de hacerlo y, desde nuestro punto de vista, esta es una de las mejores.

Podemos dividir el Inbound Marketing en 3 fases:

1. En primer lugar es fundamental atraer tráfico a nuestra web. Esto lo podemos conseguir de múltiples formas: publicando contenido de calidad en nuestro blog, creando vídeos e infografías interesantes, utilizando las redes sociales para compartir el contenido…

2. Captación de leads a través de llamadas a la acción mediante la publicación de ofertas en redes sociales o a través de Landing Pages, por ejemplo. A muchos os sonarán todos estos conceptos, ¿verdad?… (tanto si queréis refrescarlos como si nunca habíais oído hablar de ellos, podéis visitar nuestro Glosario de Marketing Online I y  Glosario de Marketing Online II)

3. Conversión en clientes. Gracias a toda la información que vayamos recabando de nuestros clientes potenciales podremos ofrecerles el producto o servicio más adecuado para ellos en el momento justo.

Por supuesto, nada de esto sería posible sin un análisis web y un estudio del comportamiento de los diferentes usuarios. Como ya sabemos, hoy en día esto no supone ningún problema, gracias a la existencia de herramientas como Google Analytics o a las propias estadísticas ofrecidas por las principales redes sociales.

A grandes rasgos, a todas estas ideas nos referimos cuando hablamos del Inbound Marketing. Si os ha quedado cualquier duda o si queréis dejar vuestra propia aportación, ya sabéis que estaremos encantados de recibir vuestros comentarios.

Y esto es todo por hoy. Nos despedimos recordándoos que sólo por suscribiros a nuestro blog tendréis acceso gratuito al Curso de Marketing Online para PYMES y Autónomos  y que, si os ha parecido interesante, no dejéis de compartir esta entrada con vuestros amigos y contactos.

¡¡Nos vemos pronto!!

Deja un comentario